1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

3 recetas básicas de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es una de las tradiciones más saludables que tenemos en nuestra cultura. Son numerosos los estudios que demuestran que basar nuestra nutrición en esta dieta tan variada, y con alimentos sanos y naturales, ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, los infartos y demás cardiopatías.

Por ello hoy queremos proponerte 3 recetas facilísimas y básicas de la dieta mediterránea para que tú también puedas beneficiarte de sus propiedades. ¡Manos a la obra!

 

Gazpacho

El gazpacho es el rey de las sopas veraniegas en nuestro país. Muy mediterráneo porque lleva un montón de verduras de nuestra zona, así como el aceite de oliva y el vinagre de vino: otros dos imprescindibles de la dieta mediterránea.

Ingredientes:

1 kilo de tomates maduros.

1 pimiento verde.

medio pepino.

media cebolla.

1 diente de ajo pelado.

3 cucharadas de aceite de oliva.

3 cucharadas de vinagre de vino.

una pizca de sal.

Preparación:

  • En una batidora de vaso introduce todas las verduras lavadas y cortadas a trozos. Tritúralo todo durante unos minutos.
  • Cuando ya está todo bien licuado añádele el vinagre, el aceite y la sal. Vuelve a batirlo durante unos segundos para que se mezcle bien.
  • Prueba el gazpacho y si hace falta añádele más sal, aceite o vinagre, al gusto.
  • Sírvelo bien frío.

 

Ensalada de garbanzos

Las legumbres son otro de los alimentos básicos de la dieta mediterránea, nos aportan fibra, hidratos y proteínas. Y en ensalada es una muy buena manera de consumirlas.

Ingredientes:

1 bote de garbanzos cocidos.

2 tomates.

1 lata de atún.

Preparación

  • Lavar los garbanzos cocidos con un poco de agua y escurrirlos.
  • En un bol añadir los garbanzos, los tomates cortados a trozos y la lata de atún.
  • Mezclar bien y aliñar con aceite, vinagre y sal.

 

Crema de setas

Las cremas de verduras, o de setas, son muy típicas también de la gastronomía mediterránea. En este caso te proponemos una receta muy sencilla que puedes degustar tanto fría como caliente.

Ingredientes:

1 bandeja de champiñones (o de aquella variedad de setas que más nos apetezca).

1 cebolla.

1 diente de ajo.

1 litro de caldo de pollo.

Preparación

  • Limpiar bien los champiñones, pelar y cortar la cebolla y el diente de ajo.
  • Poner la cebolla, el ajo y los champiñones con un poco de aceite en una olla. Rehogarlos unos minutos y añadir un poco de sal.
  • Añadir el caldo de pollo y dejar hervir durante 25 minutos.
  • Una vez pasado este tiempo, triturar todo con la batidora.
  • Si la crema ha quedado muy espesa podemos añadirle un poco de leche, al gusto, para que quede más líquida.
Sin comentarios

Comentar