1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

5 alimentos básicos de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es una de las principales características de nuestra tierra y es un pilar básico en nuestro día a día. Es más que un conjunto de alimentos, es un hábito alimenticio combinado con un estilo de vida saludable, fundamental para poder llevar a cabo una vida sana, activa y llena de energía, y que nos aporta grandes beneficios.

Esta dieta tan nuestra es completa, y busca equilibrio de todo aquello que nuestro cuerpo necesita. Rica en fibras y antioxidantes, baja en proteínas animales y grasas saturadas, equilibrada en ácidos grasos esenciales y alta en grasas monoinsaturadas. Así es nuestra dieta.

Otra de las características principales de la dieta mediterránea es el hecho de consumir productos de temporada, frescos, en su estado natural, aprovechando al máximo los beneficios que esto nos aporta. Teniendo en cuenta estos factores, ¿cuáles son los alimentos esenciales de la dieta mediterránea?

  1. El aceite de oliva. Seguramente el ingrediente más conocido de la dieta mediterránea y la base de un gran número de recetas. Además, su excelente sabor lo hace ideal para cualquier tipo de plato tanto para aliñar ensaladas o pasta fresca como para cocinar.
  2. Los cereales. Ya sea en el desayuno, en el pan de las comidas o en forma de arroz, los cereales son un indispensable en nuestra dieta mediterránea
  3. El tomate. Hay muchísimas variedades y todas son ideales para comer y ¡deliciosas! Ya sea en ensalada, para untar el pan, para acompañar un plato o, en verano, para hacer un delicioso gazpacho. El tomate tiene importantes propiedades vitamínicas que hay que aprovechar.
  4. Fruta de temporada. Ya hemos mencionado la importancia de los alimentos frescos de temporada. La dieta mediterránea implica la ingesta de fruta fresca al menos una vez al día ¡Disfruta de las variedades que hay durante el año y aprovéchate de sus beneficios!  ¡Te darán energía y vitalidad!
  5. Pescado y carne. Equilibrio, esa es la clave. Por lo tanto, hay que alternar la carne (preferiblemente magra) y el pescado azul sin excederse en cantidades (máximo una vez al día de uno u otro)

 

Una receta fácil y deliciosa 100% mediterránea

dieta-mediterránea

Combinar los alimentos de los que hemos hablado en un solo plato es lo que enriquece al máximo nuestra dieta. Vamos a ver un ejemplo con este plato de atún con fresas y estragón.

Para 4 personas:

  • 600 gramos de atún fresco
  • 200 gramos de fresones
  • Aceite de oliva
  • 3 hojas de estragón fresco
  • 4 cucharadas de vinagre de Módena
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal Maldon

 

Preparación de este plato con ingredientes de la dieta mediterránea

  1. Una vez limpio de espinas y piel el atún, ponemos una sartén con aceite de oliva al fuego y hacemos los trozos de atún unos dos minutos por cada lado.
  2. Cortamos los fresones en láminas (no muy finas, si no se consumen) y ponemos al fuego una segunda sartén sin aceite.
  3. Ponemos los fresones en la segunda sartén a fuego medio, hasta que empiecen a caramelizarse, con cuidado de que no se consuman ni ablanden en exceso. Retiramos.
  4. En un cazo, ponemos al fuego el vinagre de Módena y el azúcar y esperamos hasta que reduzca el vinagre. Retirar y esperar a que se enfríe.
  5. Con todos los ingredientes listos, podemos empezar a montar el plato –sólo nos faltará limpiar las hojas de estragón- con el atún, un chorro de aceite de oliva por encima, un poco de sal Maldon y acompañado de las fresas con el estragón y el vinagre reducido. ¡Listo para comer!

 

Este es sólo un simple ejemplo de los centenares de recetas que podemos disfrutar gracias a los variados alimentos de la dieta mediterránea. ¿Nos cuentas tu receta preferida?

Comentar