1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

    5 beneficios de la Jalea Real para niños

    La Jalea Real es uno de los alimentos más ricos en nutrientes que existen. En realidad, es el alimento que fabrican las abejas especialmente para alimentar a la reina de la colmena, que es la abeja más fuerte y longeva de todas. Desde Juanola conocemos bien las propiedades de este elixir real, y por ello tenemos una amplia gama de productos que combinan la Jalea Real con diferentes plantas medicinales para conseguir aprovechar todas sus propiedades y beneficios.

     

    La Jalea Real es un alimento con múltiples aplicaciones saludables a cualquier edad. Hace un tiempo te contábamos cómo podemos saber si una jalea es de calidad o no. Y hoy queremos centrarnos en los beneficios de la Jalea Real para  los reyes de nuestras casas: los niños.

     

    Adiós  a la gripe y los constipados

    Cuando llega el frío llegan con él los catarros, y si las defensas de nuestros niños están bajas nos va a costar librarnos de los estornudos y la fiebre hasta que vuelva el buen tiempo. En estas épocas es aconsejable dar al niño un complemento de Jalea Real combinado con equinácea.

     

    Aumenta el apetito

    Hay niños a los que les cuesta mucho comer, nunca tienen apetito y están desganados. En estos casos, la Jalea Real también es una perfecta aliada ya que aporta los minerales y las vitaminas necesarias para equilibrar y complementar la alimentación del pequeño. Además, en algunos casos, ayuda  a estimular el apetito.

    Para estos casos, Juanola dispone de un jarabe con sabor a fruta dulce y que está hecho a base de Jalea Real, quina, própolis y 5 vitaminas. Un jarabe que consigue estimular a las ganas de comer de los niños a partir de los 2 años de edad.

     

    Más vitalidad

    El colegio, las extraescolares, jugar, saltar, correr…  la vida de un niño es cansada, y en ocasiones va bien para suplementar su alimentación.

     

    Unos exámenes de 10

    En época de evaluación escolar, podemos dar a los niños un refuerzo extra para aumentar su rendimiento y su concentración. De este modo, el gran esfuerzo mental que deben hacer los peques durante los exámenes se hará más llevadero y evitaremos la sensación de cansancio y fatiga de nuestros hijos.

    Sin comentarios

    Comentar