1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

5 consejos para cuidar tu voz

Grave, aguda, aterciopelada, nasal, estridente, dulce… Sea como sea, cada uno tenemos nuestra propia voz y es importante mantenerla cuidada. La voz nos permite comunicarnos, cantar, susurrar, charlar… pero ¿qué podemos hacer para tenerla siempre cuidada y huir de afonías y demás afecciones que pueden estropeárnosla?
La Sociedad Médica Española de Foniatría hizo hace algún tiempo una serie de recomendaciones para evitar que nuestra voz se pueda adolecer. Entre estas recomendaciones destacan las de evitar el carraspear o toser bruscamente y huir de los ambientes con humo.

Si quieres mantener tu voz intacta, toma nota de estos 5 consejos que te proponemos.

 

1. Apuesta por el regaliz

Las propiedades del regaliz lo convierten en un maravilloso aliado para cuidar de nuestra voz. Chupar pastillas de regaliz ayuda a mantener las mucosas de la garganta bien hidratadas.

La irritación de garganta puede producirnos tos, ronquera y diferentes afecciones de la voz. Como sabes, el regaliz es el ingrediente principal de las pastillas Juanola y tienes una amplia gama de productos entre los que escoger: las pastillas clásicas, las de regaliz intenso, las de sabor hierbabuena y las pastillas clásicas años 60 con toques de anís.
Todas las pastillas Juanola están hechas de forma tradicional des de 1906, no encontrarás dos pastillas iguales y sus ingredientes son de origen natural.

 

2. No grites ni susurres

Forzar la voz es la manera más fácil de estropearla tontamente. Intenta evitar pasar largos ratos en sitios muy ruidosos para no tener que gritar en exceso cuando hablas.
Quizá el consejo de no gritar era previsible, pero queremos sumarle también el de no susurrar. ¿Por qué? Pues porque cuando susurramos utilizamos una cantidad muy grande de aire que puede provocar un exceso de sequedad en nuestras cuerdas vocales. Por eso, si en alguna ocasión tenemos la voz ronca, lo mejor que podemos hacer es dejar descansar la voz porque si nos ponemos a susurrar sólo conseguiremos empeorar el problema.

3. Si necesitas aclarar la garganta, no carraspees ¡bosteza!

Cuando carraspeamos intentamos aclarar la garganta de la mucosidad que en ocasiones puede incomodarnos, pero, lejos de ayudar, en realidad lo que estamos consiguiendo es que acabemos empeorando la situación. En lugar de carraspear, cuando sintamos que tenemos algo que nos molesta en la garganta, podemos hacer un buen bostezo. Esto nos aliviará.

 

4. No fumes y huye de los espacios con humo

El tabaco es malo para la salud en muchos aspectos, y la voz es precisamente uno de ellos. El humo de los cigarrillos nos reseca las cuerdas vocales y hace que se inflamen. Esa inflamación no permite que las cuerdas vocales se muevan de forma correcta y eso hace que empeore la irritación. Por ello, a menudo vemos que la gente que lleva muchos años fumando tiene una voz afónica o estropeada.

 

5. Bebe agua

La hidratación es básica para la buena salud de nuestra garganta y de las mucosas que hay en ella. Intenta beber como mínimo un litro y medio de agua al día, no esperes a beber sólo cuando tengas sed.

Sin comentarios

Comentar