1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

5 curiosidades sobre el ginseng

¿Quién no ha oído hablar alguna vez del ginseng? Hace ya algunos años que en nuestro país es una planta conocida, pero es en los países asiáticos, cuna del ginseng, donde realmente se consume frecuentemente.

En la medicina tradicional china es un ingrediente habitual. Sus beneficios y propiedades son muy diversos y, aunque algunos han sido estudiados, también hay otros frutos de la tradición popular que no se han podido demostrar.

 

En China el ginseng se usa desde hace más de 4000 años, hecho que, al igual que explicamos en el post sobre la maca, hace que su historia haya dado pie a ciertas curiosidades que posiblemente desconozcas.

En la Antigua China era un bien muy preciado que sólo consumía el emperador y los gobernadores o gente con alto poder adquisitivo y social.

1. La palabra ginseng, traducida, significa “raíz del hombre”, algo que se debe a la curiosa forma de la raíz de esta planta.

2. Antiguamente se usaba también con fines cosméticos. El ginseng era uno de los ingredientes de jabones y cremas, y era tan preciado que se usaba como intercambio en las mercancías, al igual que pasaba con la seda.

3. La raíz del ginseng tiene que tener un mínimo de 5 años para ser consumida.

4. Hay varios tipos de ginseng y no todos son asiáticos (aunque este es el más popular).

 

4 propiedades que se le atribuyen al ginseng

Como ya hemos comentado, hay muchas propiedades que se le atribuyen al ginseng. Sin embargo, las más populares –y que han llegado hasta nosotros, al pie del Mediterráneo- son estas cuatro.

1. Posiblemente la más popular de todas. El ginseng ayuda a mantener las capacidades físicas y mentales, una propiedad muy parecida a la de la jalea real de calidad.

2. Ayuda al sistema inmunitario, con lo cual nos ayudará a que nuestras defensas naturales estén más preparadas ante ciertos ataques externos.

3. Contrarresta la fatiga. No solo nos estimula, sino que nos ayuda a sentirnos menos cansados.

4. Mejora nuestra capacidad mental. Ayuda a tener una mejor capacidad cognitiva y una mejor circulación de la sangre, algo que se relaciona con el rendimiento de nuestro cerebro.

 

Como hemos visto, esta planta asiática tiene una larga historia y muchas propiedades que han llegado a nuestras fronteras. Y vosotros, ¿habéis tomado ginseng alguna vez?

Sin comentarios

Comentar