1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

5 motivos por los que seguir una dieta mediterránea

La dieta mediterránea es una de las grandes virtudes de nuestra cultura. No en vano la UNESCO decidió en 2013 incluirla en su lista representativa del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Esta semana, en nuestro blog queremos analizar los beneficios de esta dieta dándote 5 motivos por los que conviene tenerla como patrón de nutrición. ¡Toma nota!

 

1.    Es una de las dietas más variadas del mundo

El buen clima del que disponemos habitualmente en la costa mediterránea hace que nuestra dieta pueda ser variada y repleta de hortalizas y frutas. De hecho, esa es precisamente la base de la dieta mediterránea: el alto consumo de frutas y verduras, así como de cereales, frutos secos y aceite de oliva.

Las recetas de la dieta mediterránea también incluyen cantidades comedidas de pescado, productos lácteos, y, en menor medida, carne roja y ave de corral. Asimismo, el vino, con moderación, también forma parte de esta dieta ya que se considera un alimento cardiosaludable.

 

2.    Reduce el colesterol malo y aumenta el bueno

El aceite de oliva, el pescado azul y los frutos secos son tres alimentos muy presentes en la dieta mediterránea que nos ayudan a reducir el nivel de colesterol.

Por otro lado, estos alimentos ayudan a aumentar el conocido como colesterol bueno, que es aquel que impide que se obstruyan nuestras arterias.

Según diferentes investigaciones, seguir la dieta mediterránea hace que aumente en un 10% este tipo de colesterol en nuestro organismo, lo que reduce las posibilidades de que suframos problemas cardíacos u otras dolencias, como la obesidad.

 

3.    Favorece el tránsito intestinal

Los cereales, las legumbres, las frutas y las verduras son, como ya hemos comentado, la base de la dieta mediterránea. Todo este grupo de alimentos contienen una buena cantidad de fibra que ayuda a que nuestro tránsito intestinal funcione correctamente.

 

4.    Es beneficiosa para el medio ambiente

Dicen los expertos que, si en España, volviéramos a alimentarnos únicamente siguiendo los patrones de la dieta mediterránea, bajaría la producción de alimentos procesados y, por lo tanto, se reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero en un 72%.

 

5.    Aumenta la esperanza de vida

La OMS recomienda la dieta mediterránea para conseguir una buena calidad de vida. Según este organismo, comiendo según los patrones mediterráneos se consigue prevenir muchas enfermedades degenerativas. Por ello, los nutrientes de la dieta mediterránea no solo aumentan nuestra longevidad sino también nuestra calidad de vida. 

Estas son algunas de nuestras razones para apostar por la dieta mediterránea. Y tú, ¿cuáles son tus razones para hacerlo?

Sin comentarios

Comentar