1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

5 remedios caseros para los ronquidos

Los ronquidos son una de las principales fuentes de problemas de la vida en pareja. Según un estudio de la Asociación Británica del Ronquido y la Apnea del Sueño, tener una pareja que ronca hace que perdamos 2 años de sueño por cada 24 años de vida en común.

 

La falta de sueño producida por una noche al lado de un roncador provoca que estemos más irritables y que, por lo tanto, discutamos más. De hecho, los ronquidos provocan más separaciones incluso que los celos. Este mismo estudio, asegura que para un 85% de los encuestados, la pareja mejoraría si se eliminaran los ronquidos.

 

Como os contamos hace un tiempo, la apnea del sueño puede ser una de las principales causas de los ronquidos. La apnea supone que mientras la persona está dormida deja de respirar durante unos segundos, y cuando se reemprende la respiración es cuando se producen los ronquidos.

En cualquier caso, la principal preocupación de las personas que roncan y, por extensión, de quienes sufren esos ronquidos es: ¿Cómo dejar de roncar? Presta atención a estos cinco remedios caseros:

 

Gárgaras con menta

La menta es una planta medicinal con muchísimos beneficios para nuestras vías respiratorias, con un gran poder expectorante y que nos ayuda a suavizar la garganta. Una buena forma de comprobar sus propiedades para combatir los ronquidos es hacer gárgaras con una infusión de menta, a temperatura ambiente, antes de irnos a dormir.

 

El remedio de la cebolla

Este es un remedio típico de las abuelas pero que nos puede ayudar en nuestra lucha contra los ronquidos. Una de las principales causas de los ronquidos es la obstrucción de las vías respiratorias, y la cebolla tiene un gran poder descongestivo natural. Por ello, podemos cortar una cebolla por la mitad, espolvorear sal sobre ella y dejarla en un plato en la mesita de noche. Los vapores que se desprenden de la cebolla nos ayudarán a descongestionar las narices roncadoras.

 

Infusión de ortiga

En muchos casos, los ronquidos se deben a las alergias. Si ese es el caso, hay un antihistamínico natural que es muy efectivo: la ortiga. Recomendamos poner una cucharadita de hojas secas de ortiga en una taza de agua hirviendo. Lo dejamos reposar unos 10 minutos y luego lo colamos y nos lo bebemos antes de ir a dormir.

 

Nada de alcohol antes de dormir

Cuando consumimos bebidas alcohólicas antes de acostarnos vamos a provocar que la lengua y las amígdalas se relajen en exceso. Eso puede producir vibraciones ruidosas mientras dormimos y, en consecuencia, aparecen los ronquidos. Por ello, nada de tomar alcohol antes de acostarnos.

Sin comentarios

Comentar