1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

Afonía (disfonía) en los niños

Generalmente, la afonía en los niños se produce como consecuencia de alguna enfermedad del sistema respiratorio como un resfriado, una laringitis, una gripe… Pero las causas de la pérdida de voz también pueden ser por malos hábitos del pequeño, como por ejemplo que grite con frecuencia, una costumbre que castiga en exceso las cuerdas vocales de los niños.

 

En caso de que la afonía sea duradera, es recomendable que llevemos al niño a un médico especialista para que determine si la falta de voz es síntoma de alguna enfermedad y aplique el tratamiento adecuado. Y, en caso de que la afonía venga dada por malos hábitos del pequeño, acudir a un logopeda puede ser también de gran ayuda para educar al niño en la manera correcta de utilizar su voz.

 

¿Cómo tratar la afonía en los niños?

En caso de que nuestro hijo haya perdido la voz por culpa de haber gritado en exceso, conviene que nos sentemos a hablar con él y tratemos de explicarle que debe cuidar de su garganta para no quedarse más afónico.

 

También es cierto que los niños, en casi la totalidad de los casos, actúan por imitación. Así que conviene que reflexionemos también sobre nuestros propios hábitos y tratemos de no gritar para ser un buen ejemplo para el pequeño.

 

Remedios caseros contra la afonía en niños

Existen diversos remedios caseros, que alivian los síntomas de la afonía y pueden calmar el dolor de garganta y la irritación en las cuerdas vocales de nuestro hijo. Entre estos remedios se encuentran:

 

Beber abundante líquido

El agua es muy importante para devolver la hidratación a la garganta y a las cuerdas vocales.

 

Evitar bebidas frías

En caso de afonía, hay que evitar darle a nuestro hijo bebidas o alimentos fríos, pues estos sólo conseguirán empeorar la situación.

 

Abrigar el cuello

Puedes colocar un pañuelo alrededor del cuello del pequeño para que mantenga la zona calentita, eso ayudará a mejorar los síntomas.

 

Reposo

En ocasiones es difícil que un niño esté tranquilo, pero hay que intentar que entiendan que el reposo físico y el hablar lo menos posible ayudará a que recupere su voz más rápidamente.

Si quieres saber más sobre cómo tratar la afonía te recomendamos que leas este artículo, que publicamos hace un tiempo en nuestro blog: Remedios contra la afonía. En él encontrarás diversos consejos para cuidar de tu garganta. 

Sin comentarios

Comentar