1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

El arte de la buena respiración

Un segundo… ¿Lo sientes? ¡Estás respirando! Podemos vivir sin beber o comer durante unos días pero es imposible hacerlo sin oxígeno. El buen funcionamiento y cuidado de nuestro sistema respiratorio es fundamental para poder seguir sonriéndole a la vida. Compartimos contigo técnicas de respiración para que empieces a beneficiarte del arte de respirar bien.

 

¡Cuida tu respiración!

Tener dificultad para respirar puede desencadenar en hiperventilación y ataques de ansiedad, entre muchas otras dolencias y molestias que pueden afectar gravemente a nuestra salud. La respiración debe ser tu aliada para controlar el estrés y el cansancio, dos de los aspectos que más afectan a nuestro bienestar.

Ahora que se aproxima el frío y los resfriados van a entorpecer tu respiración, te recomendamos que practiques estas técnicas y que tengas siempre a mano tus pastillas clásicas Juanola. El regaliz que contienen te ayuda a mantener tus vías respiratorias despejadas y tu garganta suavizada.

 

Una buena rutina de respiración para mejorar tu salud

Hay que deshacerse de los malos hábitos que afectan a nuestras vías respiratorias, como respirar por la boca o forzar el abdomen con demasiada intensidad al inspirar y expirar. Incorpora a tu rutina estas técnicas básicas y toma el control de tu respiración.

 

Respiración abdominal

Esta técnica fortalece el diafragma, ya que es el músculo que se va a encargar de bajar hacia el vientre para succionar el aire a los pulmones. Es una técnica que ayuda al tránsito intestinal y favorece la relajación. Para sentir los movimientos del diafragma debes tumbarte hacia arriba. Inspira lentamente y de forma profunda. Coloca una mano en el pecho y otra en el abdomen para sentir los movimientos del diafragma. Si lo haces correctamente, la mano que tienes en tu pecho debe permanecer lo más quieta posible y la del abdomen debe subir cuando entre el aire. ¿Empiezas a sentirte bien?

 

Respiración costal

En este caso, son los músculos intercostales los que harán que el aire fluya hasta la zona media de los pulmones. Siéntate en una silla de forma correcta pero sin tensar el tronco. Coloca las manos sobre las costillas y expulsa a fondo el aire mientras tensas el abdomen. Inspira profundamente y nota cómo el aire se expande por la zona de las costillas. Tu pecho se mueve de dentro hacia fuera… ¡La calma empieza a conquistarte!

 

Respiración clavicular

Es la técnica que recoge menor cantidad de aire ya que se practica con la parte alta de los pulmones. Por lo tanto, notarás la respiración en la parte superior de la caja torácica, en la clavícula y en los hombros. Es útil para trabajar toda nuestra capacidad pulmonar. Debes cruzar los brazos por delante del pecho y expulsar a fondo el aire. Inspira con la parte más alta de los pulmones y expulsa por la boca. Es importante conocer esta respiración para poder evitarla ya que, cuando respiramos de este modo, significa que estamos en un momento de nerviosismo o ansiedad.

¡No tienes excusa! Ahora que conoces las técnicas básicas de respiración estás capacitado para deshacerte de los malos hábitos y alcanzar el bienestar. ¡Cuida tu salud de forma natural!

Tags relacionadas

nariz respiración respirar salud tabaco
Sin comentarios

Comentar