1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

¿Congestión nasal? Consigue librarte de los mocos con estos consejos

La sensación de tener la nariz tapada o de congestión nasal es muy desagradable. Especialmente por las noches, porque cuando no respiramos bien por las fosas nasales se producen los molestos ronquidos y también sequedad en la garganta. Además, la congestión nasal hace que nos sonemos con frecuencia y que a menudo se nos quede la nariz irritada.

 

Causas de la congestión nasal

Al contrario de lo que se cree, la congestión nasal suele ser una irritación de la membrana, que recubre la nariz por dentro, y no solamente una acumulación de mucosidad.

La nariz tapada no es una enfermedad en sí misma, sino que siempre es síntoma de otra dolencia. Por ello, solemos tener congestión nasal con más frecuencia en los meses de invierno y primavera.

 

Consejos para combatir la congestión nasal

Existen varios consejos básicos que conviene seguir en caso de que suframos congestión nasal:

  • Beber abundante líquido.
  • No ir a la piscina, pues el cloro puede irritar las mucosas de la nariz y empeorar nuestro estado.
  • Evitar el consumo de leche o chocolate porque aumentarán la producción de mucosidad.
  • Seguir una dieta rica en Vitamina C: naranjas, limones, kiwis, tomates…
  • Si fumas, deja de hacerlo o reduce al máximo la cantidad de tabaco.
  • Duerme con una almohada un poco más alta, o con dos, para mantener la cabeza algo más elevada que el resto del cuerpo.
  • Utiliza humidificadores en casa para que la mucosa nasal no se reseque en exceso.

 

Remedios para la congestión nasal

También existen remedios caseros a base de productos naturales que puedes llevar a cabo para aliviar los síntomas de congestión:

 

Caldo caliente

Consumir un plato de sopa bien caliente te ayudará a hidratar las mucosas y el vapor hará que se desinflame tu nariz.

 

Sal marina

Disuelve una cucharada de sal en un vaso de agua tibia y aplícala en tus fosas nasales con un gotero, ¡verás cómo respiras mucho mejor!

 

Vahos de eucalipto

Coloca unas gotas de esencia de eucalipto en un recipiente con agua hirviendo. Acerca la cara lo más posible (sin quemarte) y respira el vapor durante unos minutos.

Sin comentarios

Comentar