1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

Crecimiento y desarrollo de los niños

El crecimiento de los niños es algo que preocupa a muchos padres, sobre todo cuando los pequeños tienen problemas a la hora de comer y las horas de la comida se convierten en una guerra.

Aunque el cuerpo debe hacer su desarrollo natural, hay ciertas pautas que pueden ayudar a que los pequeños lleven mejor la etapa del crecimiento, y mientras ellos se desarrollan, nosotros estamos más tranquilos sabiendo que cuidamos al máximo de ellos.

La alimentación es una clave fundamental durante el crecimiento. Fomentar que los pequeños lleven una dieta sana y equilibrada –basada en la variedad que nos aporta la dieta mediterránea- nos ayudará a garantizar la salud de nuestros hijos.

Alimentos fundamentales para el crecimiento

  • Hidratos de carbono. Se encargan de proporcionar energía al cuerpo y, por lo tanto, son fundamentales. También contribuyen a preservar a las proteínas, para que estas realicen correctamente sus funciones. Los encontramos en la pasta, legumbres, verduras…
  • Vitaminas. Obtienen energía, además de hacernos estar más fuertes y protegernos frente a ciertas amenazas, ya que aumentan nuestras defensas, porque ayudan al funcionamiento del sistema inmunitario. Obtendremos diferentes tipos de vitaminas con diferentes tipos de alimentos: cítricos, fuente de vitamina C; las verduras frescas, fuente de vitamina A; el aceite de oliva, fuente de vitamina E; las carnes, leche y yogures, fuentes de vitaminas del grupo B; o el huevo y el pescado, fuentes de vitamina D.
  • Proteínas. Son esenciales para el crecimiento (eso no quiere decir que sólo sea importante que las tomen los niños; los adultos también deben consumirlas). También se encargan de generar nuevos tejidos. Las encontramos en el huevo, los lácteos y en las carnes, pescados y legumbres principalmente.
  • Grasas (insaturadas). Nuestro cuerpo también necesita grasas (sobre todo si hablamos de cuerpos de pequeños en pleno crecimiento). Se encargan de proteger el sistema cardiovascular y forman parte de las membranas que recubren los órganos. Se recomienda consumir frutos secos y, sobre todo, aceite de oliva, tan propio de la dieta mediterránea.
  • Minerales. Fósforo (carne), calcio (leche) y hierro (legumbres, pescados y frutos secos) son minerales imprescindibles para un buen crecimiento.

 

Otros consejos para el desarrollo de los niños

Cuando los niños son pequeños es cuando hay que enseñarles las costumbres que queremos que imperen el resto de su vida. Por eso, es tan importante enseñarles desde pequeños a llevar un estilo de vida sano y equilibrado con estos consejos.

Crecimiento y desarrollo de los niños

  • La importancia de beber agua. Es importante que los niños beban desde pequeños agua suficiente y que limiten la toma de refrescos azucarados a días especiales. El agua es importante para su desarrollo y es importante que entiendan la importancia de beber dos litros de agua al día.
  • ¡Mens sana in corpore sano! Hay que huir de la vida sedentaria tan habitual en pleno siglo XXI. Los niños deben acostumbrarse a realizar cierta actividad física moderada a diario (ir a pie al colegio, actividades deportivas extraescolares, jugar en el parque, etc.) no solo por el bien de su crecimiento actual, sino por su futura salud.
  • Un buen hábito de sueño. Hay que tener costumbres fijas sobre la hora de acostarse y levantarse –salvo días excepcionales- ya que el sueño en los pequeños es muy importante para su crecimiento.

Como hemos visto, la mayor parte de consejos para fomentar un buen crecimiento y desarrollo de los niños pasan por darles unos buenos hábitos de conducta que les sirvan el día de hoy y de mañana.

Sin comentarios

Comentar