1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

Cuidados para la nariz irritada

La irritación en la nariz es una sensación molesta y que aparece en más ocasiones de las que nos pensamos, por eso hoy nos parece fundamental hablar de cuidados para la nariz irritada.

La irritación alrededor de la nariz no es algo exclusivo del invierno. Tras los resfriados –también habituales en primavera- , los cambios bruscos de temperatura, o cuando atravesamos periodos de congestión nasal o nos sonamos de forma frecuente, nuestra nariz se irrita y la sensación de piel agrietada da lugar a un picor a menudo doloroso que, además, deja el entorno de nuestra nariz muy rojizo.

Veamos algunos cuidados para la nariz irritada, para que la piel vuelva a su estado normal lo antes posible y que esta molestia no perdure más de lo necesario.

Consejos para cuidar la nariz irritada

Juanola-Cuidados-para-la-nariz-irritada-01Hidratar la zona con productos específicos

A menudo el problema de una nariz irritada es una mala hidratación en la zona. Usar productos específicos para hidratar la zona te ayudará a recuperar la piel de la zona y a evitar, en un futuro, que se te irrite la nariz con facilidad. Entre las diversas cremas que oirás recomendadas para aliviar tu irritación, también tienes la opción de probar el bálsamo reparador própolis de Juanola, ideal para reparar y proteger nariz y labios.

El pepino, un buen aliado

Ya sabéis la confianza que tenemos en los poderes hidratantes del pepino ¡y no es para menos! Si hacemos un poco de jugo de esta verdura y lo aplicamos de forma muy cuidadosa sobre la parte irritada (con una gasa esterilizada o un paño limpio que no irrite más la zona) nos ayudará a calmar la irritación.

Sonarse lo mínimo posible

Puede parecer demasiado obvio, pero sonarse es lo que cada vez hace que nuestra nariz esté más irritada. Hay que sonarse lo mínimo posible, tened en cuenta que cuando estamos resfriados, por ejemplo, o cuando tenemos alergias nasales, nos sonamos constantemente, incluso más de lo necesario.

Usar pañuelos suaves

Tu piel agradecerá que sean pañuelos de papel lo más suave posible (o si son de tela, que sean de algodón) y, si tenemos la oportunidad, comprar pañuelos de papel con loción; dicha loción ayudará a relajar la irritación de nuestra nariz.

Evita la irritación controlando las principales causas

Las principales causas de que nuestra nariz esté irritada se deben a alteraciones en nuestra salud que, con los cuidados y precauciones adecuados, podemos evitar o hacer más llevaderos.

La garganta es uno de los principales focos que nos hacen caer en resfriados y malestares, por eso es tan importante tomar las vitaminas necesarias que nos ayuden al buen funcionamiento del sistema inmunitario, ya que habitualmente una garganta que nos da problemas suele trasladar rápidamente el malestar a la nariz. No dejes de elegir soluciones de origen natural para cuidar tu garganta.

Como causa común de las irritaciones de nariz –sobre todo en primavera- no podemos dejar de hablar de las alergias, alteraciones a menudo respiratorias no siempre fáciles de controlar. La alergia nasal puede provocarnos congestión nasal o tener la nariz tapada durante varios días y aunque es difícil deshacerse de ella, sí que podemos preverla ya que es algo que suele repetirse un año tras otro. Mantenernos hidratados (tanto a nivel interno como de piel), así como intentar disfrutar del aire libre siempre que podamos hará menos notable sus efectos.

Una vez más vemos cómo el equilibrio entre las soluciones de origen natural y los pequeños cuidados del día a día ayudan a llevar mejor las pequeñas molestias más habituales. Y tú, ¿cuándo sufres más de irritación de nariz y cuáles son tus cuidados para la nariz irritada?

Sin comentarios

Comentar