1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

La afonía y los remedios naturales

Aunque parece más propia del invierno y el frío, la afonía puede acecharnos en cualquier época del año. 

De hecho, los cambios de temperatura bruscos y el abuso del aire acondicionado –muy propios del buen tiempo– son los principales desencadenantes de que nuestra garganta se quede sin voz, aunque a veces también será un abuso vocal el que lo provoque (muy típico tras asistir a conciertos, finales deportivas…).

Ante tales situaciones, nuestras cuerdas vocales se inflaman y se produce una pérdida total de la voz, la afonía-o bien parcial, la disfonía; ambas molestas y que podemos abordar con diversos remedios naturales.

Remedios naturales para la afonía

  1. Infusión de limón con miel y jengibre. Un remedio bastante clásico que muy posiblemente hayamos escuchado a nuestras abuelas o a nuestras madres. Las propiedades de la miel son perfectas para cuidar nuestra garganta –¿por qué creéis que en Juanola nos gusta tanto la miel?- y mezcladas con el limón y el jengibre serán un buen remedio para nuestra garganta.
  1. Agua caliente con limón. ¡Ideal para cualquier momento del día! Las propiedades del limón junto con el alivio que nos proporciona el efecto del agua caliente en la garganta nos ayudará a hacer más llevadera nuestra afonía e ir a mejorando poco a poco.
  2. Gárgaras con romero. El romero también tiene propiedades que ayudan a combatir la afonía. Hacer gárgaras con él aliviará nuestra garganta. Para ello, pondremos romero en una taza y añadiremos agua hirviendo. Lo taparemos y lo dejaremos reposar unos minutos. Haremos gárgaras con el preparado unas 4 o 5 veces al día, con precaución de no quemarnos.
  3. Regaliz. El regaliz nos ayuda a suavizar nuestra garganta. Puedes tomarla en infusión o, si prefieres una solución más cómoda, en forma de pastillas.

Otros consejos para mejorar tu afonía

Tanto si estás sufriendo afonía como si pretendes evitarla, hay algunos consejos básicos que pueden ayudarte mucho:

  • Evitar fumar o zonas donde haya demasiado humo de fumadores.
  • Beber mucha agua.
  • Usar tu voz con moderación ¡no la fuerces!
  • Respirar correctamente ¡y nunca por la boca!
  • Evitar tomar alimentos o líquidos demasiado fríos.

Y tú, ¿sufres por tu garganta a menudo? ¿Cuáles son los remedios que mejor te funcionan para tratar la afonía?

Sin comentarios

Comentar