1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

Los beneficios de la siesta para combatir el cansancio

Los beneficios de la siesta, una costumbre plenamente mediterránea, son aún a veces poco conocidos o, mejor dicho, poco valorados. Aunque somos plenamente conscientes de que la siesta es una costumbre muy nuestra, la infravaloramos a menudo por vincularla a un momento de inactividad, y no tenemos en cuenta que se trata realmente de una costumbre sana.

La mayoría de personas que duermen siesta pueden hacerlo solamente los fines de semana o días festivos pero, aun cuando no trabajamos, nuestro cuerpo agradece un descanso los días de excesivo cansancio, actividad o estrés, y la siesta nos ayuda a combatir el cansancio.

La siesta corta, la clave para que sea una costumbre sana.

La clave del beneficio o fracaso de una siesta es su duración (¿nunca os habéis levantado de una siesta demasiado larga peor que cómo os habías acostado?). Estudios apuntan que la siesta perfecta debe durar 25,8 minutos y, si nos sobrepasamos, nunca exceder la media hora para que los beneficios de la siesta nos sean útiles.

 

  • beneficios de la siestaAlivio de tensiones físicas. Precisamente por realizarse a mitad del día, la siesta es ideal para aliviar tensiones físicas que ya hayamos podido acumular. Es una manera perfecta de reponer fuerzas y encarar la tarde con energías renovadas, gracias a que habremos podido combatir el cansancio con este parón de media hora.
  • Una ayuda para nuestro corazón. El corazón es el otro gran beneficiado en la siesta, ya que al dormir disminuimos la presión arterial que puede producirnos un día estresante o de excesivo cansancio o ajetreo.
  • Grandes beneficios para el cerebro. Al igual que nuestro cuerpo, nuestro cerebro también sufre el cansancio y hacer una pausa le sienta genial. Está demostrado que tras la siesta, se aumentan los niveles de alerta, es perfecta para ayudar a tomar decisiones difíciles, y mejora la creatividad y la percepción sensorial. Además, fija conocimiento; de hecho, hay estudios sobre el tema que dieron lugar a proponer que escuelas de niños de entre 3 y 5 años incorporaran la siesta en los parones de mediodía para ayudar al rendimiento escolar de los pequeños.

Con esto hemos visto que la siesta nos ayuda a combatir el cansancio psíquico y físico y a sobrellevar lo que nos queda de día con las energías recargadas.

Sin embargo, debemos recordar que es importante combinar los periodos de siesta con la actividad física moderada diaria y con una dieta equilibrada que nos permita llevar un estilo de vida saludable. Y tú, ¿en qué épocas del año o días de la semana necesitas hacer la siesta para combatir el cansancio?

 

Comentar