1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

Orígenes y curiosidades del Pelargonium

¿Sabías que el Pelargonium es una alternativa de origen natural, que también actúa sobre el origen de los síntomas de los resfriados? Según estudios recientes se ha demostrado que el extracto seco de las raíces del Pelargonium sidoides es beneficioso para el tratamiento de la bronquitis y la sinusitis por su efecto antiviral y antibacteriano, entre otros aspectos.
Las plantas medicinales como esta, ganan cada vez más interés, y desde hace más de 30 años se vienen usando en el sur de África y Europa para combatir infecciones de las vías respiratorias superiores.

 

Un poco de historia sobre el Pelargonium

Aunque también se puede encontrar en Australia, Nueva Zelanda y Turquía, los orígenes del Pelargonium se sitúan en el sur de África. Fue Charles-Louis L’Heritier de Brutelle quien mencionó la planta por primera vez en su libro “Geranologia” en el siglo XVIII.

Cuando el sur de África fue colonizado por holandeses e ingleses, estos descubrieron la planta y sus usos medicinales para las vías respiratorias. Dos siglos después, el inglés Mayor Stevens fue curado de la tuberculosis con un tratamiento a base de Pelargonium. Al volver a Inglaterra, comercializó el “Steven’s Consumption Cure” para tratar esta enfermedad. Por otro lado, en 1920, el ex misionero Dr. Adrien Sechehaye probó el remedio en un pequeño estudio con 800 pacientes, durante nueve años. Los resultados fueron satisfactorios y se publicaron en 1930, lo que condujo a una explosión del uso de esta planta como medicamento contra la tuberculosis.

El uso medicinal del Pelargonium en este campo de aplicación duró varias décadas hasta que fue sustituido por medicamentos sintéticos. Aunque éste sigue teniendo a día de hoy un uso medicinal en multitud de países, como por ejemplo, Alemania, Reino Unido y Austria para el tratamiento de resfriados y otras infecciones de las vías respiratorias.

 

El Pelargonium te ayuda a combatir los síntomas del resfriado

Estornudos, picor de garganta, nariz irritada, congestión nasal… Todos son indicios de un resfriado común y dificultan nuestro día a día, pues nos generan un malestar general. Debido al mecanismo de acción del Pelargonium sidoides, se ha comprobado que se produce una recuperación más rápida, se mejoran los síntomas y se logra reducir eficientemente los patógenos de las vías respiratorias.

Sin comentarios

Comentar