1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

5 remedios para el mal aliento

La halitosis o mal aliento es una molestia bastante común provocada normalmente por la presencia de bacterias en la cavidad bucal.

Son distintos los factores que pueden provocar mal aliento tanto en adultos como en niños. Desde problemas gástricos o en las encías (gingivitis o periodontitis) a la falta de higiene bucal o incluso una mala dieta, entre otras causas. Más allá de la importancia de conocer el origen de la halitosis, hay algunos remedios que nos ayudarán a hacer menos incómodo el olor que desprende nuestra boca.

1. Cepillarse con bicarbonato de sodio

Seguro que muchas veces vuestras madres o abuelas os habían hablado de usar bicarbonato de sodio para lavarse los dientes; es posible incluso que alguna vez os dijeran que gracias a ello se verían más blancos. Este remedio se sigue usando sobre todo en casos de mal aliento; las propiedades del bicarbonato reducen el olor de nuestra boca.

2. Perejil, fresco o en infusión

El perejil, al igual que pasa con otras hierbas frescas (romero, hierbabuena…) es de gran ayuda para el mal aliento. Aunque lo ideal es comerlo fresco (hay mucha gente que lo usa para decorar sus platos), también hay quien prepara infusiones con esta planta.

3. Semillas de hinojo, ¡mastícalas!

El hinojo, una planta muy típica en el Mediterráneo, es mayormente conocida por sus propiedades digestivas. A pesar de ello, sólo hace falta cerrar los ojos y pensar en esta planta para revivir su agradable olor, que nos ayudará con la halitosis. Lo ideal es tomar una cucharada con unas cuantas semillas y empezar a masticarlas; veremos que rápidamente empezamos a salivar. Es muy importante la producción de saliva cuando se tiene mal aliento.

4. Enjuague de boca casero… ¡con limón!

Otro remedio que hemos pasado de generación en generación. Cogemos una taza de agua y le añadimos una cucharada de zumo de limón (hay quien lo sustituye por vinagre de manzana) y nos enjuagamos, siempre mínimo durante 30 segundos. El ácido del limón ayudará a evitar las bacterias en la lengua y en las encías.

5. El té, un gran aliado

Mientras el café deja un fuerte olor en la boca, el té hace el efecto contrario; parece que nuestra boca esté más fresca y limpia después de tomarlo. Aunque cualquier tipo de té puede ayudarnos con el mal aliento, el té negro y el té verde son los más recomendados para tal fin.

Más allá de los remedios para el mal aliento, la higiene constante de nuestra boca (tras cada comida), beber mucha agua y evitar el tabaco son los consejos más importantes que se deben tener en cuenta para evitar el mal aliento.

Sin comentarios

Comentar