1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

Rinitis alérgica vs resfriado en niños, ¿cómo diferenciarlos?

Mocos, estornudos, tos, congestión nasal, ojos llorosos, malestar general, dolor de garganta… son los síntomas más comunes de cualquier resfriado, pero también pueden ser síntomas de rinitir alérgica.

 

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica alertó en su día del riesgo que supone confundir un resfriado y una rinitis alérgica en niños. Cada una de estas dolencias tiene su propio tratamiento y, si no se lleva a cabo correctamente, podrían llegar a surgir complicaciones como una sinusitis o el asma.

 

 

El resfriado

El resfriado es una de las enfermedades que más a menudo se contagian los niños en la guardería. Al compartir juguetes, chupetes, y demás, los virus campan a sus anchas entre los pequeños con lo que no es de extrañar que más pronto que tarde tengamos al peque con mocos.

El culpable de los resfriados es un virus que afecta al tracto respiratorio superior y lo infecta de forma leve. El resfriado no suele durar más de una semana, y los niños suelen sufrirlo unas 4 o 5 veces al año, especialmente en invierno.

 

 

La rinitis alérgica

En este caso, los mocos y estornudos no los causa ningún virus, con lo que no se puede contagiar entre niños. La rinitis es una irritación del interior de la nariz que se produce cuando las defensas del cuerpo reaccionan de forma exagerada ante alguna sustancia externa. Los principales culpables de las rinitis alérgicas son el polen, los ácaros o el pelo de los animales.

 

 

Diferencias entre rinitis alérgica y resfriado

La mejor opción para evitar que los niños se resfríen es dándoles las vitaminas necesarias para que sus defensas estén a pleno rendimiento. Pero si llegamos tarde y los mocos y los picores han empezado a aparecer, aquí van algunas pistas para saber si estamos ante una rinitis o un catarro común:

 

Fiebre

Un resfriado, en muchos casos, suele ir acompañado de unas décimas de fiebre. En cambio, la alergia rara vez conlleva un aumento de la temperatura del niño.

 

Mocos

En caso del resfriado, la mucosidad será espesa y de color amarillento o verde. En caso de rinitis, en cambio, la secreción será muy líquida y transparente y saldrá de manera constante.

 

Picor de nariz

Este es el síntoma más característico de la rinitis alérgica. Mientras que en el resfriado el picor de nariz suele ser leve o inexistente, en casos de rinitis es intenso y muy molesto.

 

Duración de los síntomas

El resfriado dura unos cuatro o cinco días en los que los síntomas son constantes pero pasado este tiempo se soluciona. Por su parte, la rinitis alérgica suele durar bastante más, sin embargo sus síntomas van y vienen a lo largo del día.

 

 

Como hemos podido comprobar, pese a parecerse mucho en la sintomatología, la rinitis alérgica y el resfriado son enfermedades totalmente diferentes. Por ello, se tratan de forma también muy distinta. Recomendamos acudir al pediatra ante cualquier duda, si alguno de los síntomas se agrava o si se mantiene mucho en el tiempo.

Sin comentarios

Comentar