1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

¿Sabes cómo combatir las agujetas?

En una vida sana se incluye hacer ejercicio de forma regular, pero quizás una de las cosas que nos tira más para atrás cuando nos planteamos empezar una rutina de deporte es el hecho de que después vamos a tener agujetas.

 

Si llevas un tiempo sin entrenar, o si quieres empezar a entrenar por primera vez, el post de hoy va a servirte para mitigar y combatir el dolor de esas temidas agujetas.

 

¿Qué son las agujetas?

Se conoce popularmente con el nombre de agujetas al dolor, que aparece después de hacer ejercicio o algún sobreesfuerzo muscular.

 

Hay diversas teorías respecto al origen de las agujetas, pero la más aceptada por la comunidad científica es la que apunta como principal causa de las “microlesiones” que se producen en los músculos y los tendones cuando los sometemos a un esfuerzo al que no están acostumbrados. En consecuencia, nuestro cuerpo produce una reacción inflamatoria, que es lo que nos resulta doloroso.

 

Remedios para las agujetas

Volver a la rutina de hacer deporte sin tener agujetas es una utopía, pero si quieres que éstas sean lo menos molestas posible, puedes seguir estos consejos:

 

1.    Más vale prevenir:

La prevención es el mejor método para plantarle cara a las agujetas. Antes de hacer deporte realiza siempre un calentamiento y estiramientos musculares para preparar bien tu cuerpo. Con esto, además, reducirás las posibilidades de sufrir lesiones más graves durante el entrenamiento.

 

2.    Empieza poquito a poco

Si no estás acostumbrado a hacer deporte no es lógico que empieces entrenando como si fueras deportista profesional. Empieza de forma progresiva y ve aumentando la intensidad de tus ejercicios conforme veas que tu cuerpo va adaptándose a ellos.

 

3.    No tires la toalla

Las agujetas son parte de un proceso de adaptación de nuestros músculos al nuevo esfuerzo que le estamos pidiendo. Para que el dolor desaparezca es necesario que sigamos con el ejercicio y no dejemos de ejercitar los músculos. De otra forma, nunca conseguiremos que se acostumbren a hacer deporte.

 

4.    Puedes probar con el frío

Igual que cuando te das un golpe te aplicas frío sobre la zona para reducir el dolor, con las agujetas, en ocasiones, también te puede funcionar la misma técnica. Puedes usar hielo envuelto siempre en un paño para que no entre en contacto directamente con tu piel.

 

5.    Antiinflamatorios

En caso de que el dolor de las agujetas sea intenso, puedes reducirlo parcialmente tomando antiinflamatorios. No obstante, consulta siempre con tu médico antes de tomarte cualquier medicación para descartar que se haya producido cualquier lesión más grave.

Sin comentarios

Comentar