1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

¿Cómo hacer velas aromáticas caseras?

Las velas son uno de los complementos más versátiles que podemos tener en casa. No solo nos sirven cuando hay un apagón, sino que son geniales para crear ambientes relajados, sobretodo si hacemos uso de la aromaterapia usando velas aromáticas.

Uso de velas para aromaterapia

La aromaterapia puede ayudarnos en muchos aspectos, por ejemplo, si queremos generar un ambiente propicio para la concentración podemos usar en nuestras velas unas gotas de esencia de tomillo, o si lo que queremos es dormir mejor añadiremos unas gotas de esencia de lavanda, y en caso de que estemos congestionados puede resultarnos muy útil encender unas velas con aroma de eucalipto.

Así que hoy hemos pensado en proponeros una manualidad muy sencilla y divertida que va a permitiros hacer vuestras propias velas caseras con aromas artesanales. ¡Manos a la obra!

¿Qué necesitamos para hacer velas aromáticas en casa?

En este caso haremos velas en vaso, para ello necesitaremos vasos o recipientes de los colores y formas que más os gusten. Nos pueden servir, por ejemplo, los vasos de cristal de yogures. También será necesario un cazo para poder derretir la cera.

Además, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Cera para hacer velas.
  • Aceite esencial o esencia aromática del olor que más nos guste.
  • Mecha encerada para velas.

¿Cómo se hacen las velas aromáticas en casa?

  • Ponemos la cantidad de cera que vayamos a necesitar en un cazo y lo calentamos a fuego medio hasta que empiece a derretirse. Cuando eso ocurra, apagamos el fuego y dejamos que la cera se termine de fundir con el calor que queda en el propio cazo.
  • Cuando la cera esté derretida, añadimos unas gotas del aceite esencial que queramos y removemos bien.
  • Colocamos las mechas en los vasos, procurando que queden en el centro. Nos puede ser útil sujetar la mecha al borde del baso con una pinza de tender la ropa o atándola a una varilla.
  • Vertemos la cera en los vasos y dejamos que se enfríen. Y una vez frías, ya tenemos nuestras velas aromáticas caseras.

Esta es la base para hacer velas, pero por supuesto podéis personalizarla como queráis: añadiendo colorantes a la cera para hacer velas de colores, combinando diferentes aromas, añadiendo decoración a los vasos o como más os guste. Así que ya sabéis, ya podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación para crear un ambiente agradable y lleno de aromas en vuestro hogar.

Sin comentarios

Comentar