1. Home
  2. Nuestra Juanola, conócela >
  3. Blog Juanola

¿Cómo cuidan la voz los locutores de radio?

Una de las profesiones más exigentes con la voz es la del locutor de radio. Estos profesionales suelen estar largas jornadas hablando y la voz es, sin duda, su instrumento más preciado, el que les permite ganarse la vida.

Si quieres saber los secretos que usan los locutores de radio para cuidar de sus cuerdas vocales y mantener siempre su voz en perfecto estado, hoy hemos redactado para ti el post ideal.

 

¿Cómo se produce la voz?

La voz se produce en una zona de nuestra garganta denominada laringe, allí es donde están colocadas las cuerdas vocales. Al contrario de lo que su nombre indica, no se trata de unas cuerdas sino de unos músculos muy finos que tienen forma de ‘V’.

Para poder producir sonido las cuerdas vocales se contraen o se relajan para vibrar más o menos. Esta vibración resuena en nuestra laringe y el resultado de todo este proceso es nuestra voz.

 

La hidratación es la base para mantener la voz en buena forma

Como ya hemos dicho, las cuerdas vocales son un músculo que debe estirarse y contraerse muchas veces mientras hablamos. Por ello, los profesionales de la locución tienen siempre muy presente que hay que mantener bien hidratado ese músculo:

 

Beber mucha agua

Siempre verás a los locutores de radio acompañados de un botellín de agua durante las retransmisiones en directo. Eso es precisamente para mantener bien hidratada su garganta y evitar la sequedad ya que puede provocar afonía.

 

Evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco

El alcohol reseca en exceso las mucosas de la garganta, con lo que no es un buen aliado si queremos tener una voz clara y bonita. Lo mismo ocurre con el tabaco, que además de resecarnos las cuerdas vocales puede provocar problemas graves a nivel pulmonar.

 

Buenos hábitos de la voz

A parte de productos que podemos consumir para aclarar nuestra voz, también hay una serie de prácticas que los locutores aplican a su día a día y que les ayudan a no quedarse afónicos:

  • No forzar la voz en lugares en los que hay mucho ruido ambiente.
  • Protegerse la garganta del frío mediante el uso de bufandas o pañuelos.
  • Evitar carraspear o toser en exceso ya que puede dañar los pliegues vocales, si tenemos carraspera lo mejor es beber agua.
  • No gritar, ni susurrar. Ambas prácticas tensionan en exceso la laringe y pueden hacer que se resientan y produzcan afonía o ronquera.
Sin comentarios

Comentar