Alimentos para aliviar molestias de garganta

Cómo ayudar a prevenir y aliviar molestias en la garganta | Juanola

Molestias de garganta: ¿Cómo ayudar a prevenirlas y aliviarlas?

Las alergias estacionales, los ambientes demasiado secos y las infecciones pueden provocar molestias de garganta. Por lo general, son situaciones que no revierten mayor gravedad pero que resultan incómodas y pueden comprometer tu calidad de vida.  

¿Por qué es importante cuidar de tu garganta?

El dolor de garganta (faringitis) tiene su origen en causas ambientales, víricas o bacterianas. Las molestias comunes provocadas por reacciones alérgicas, sequedad o exposición al humo son pasajeras y no necesitan de un tratamiento farmacológico específico. Incluso las infecciones víricas leves acaban resolviéndose por sí solas al cabo de unos días.

Sin embargo, hay situaciones en las que esa sensación de incomodidad se prolonga y los síntomas se agravan:

  • Dolor intenso al hablar o al tragar
  • Carraspera y picor en la garganta
  • Ronquera, afonía o voz apagada
  • Tos seca

El dolor de garganta es más frecuente en personas con un sistema inmunológico debilitado. Por eso es tan importante la prevención como el control sintomatológico con remedios sencillos que ayuden a aliviar las molestias:

  • Hacer gárgaras de agua tibia y sal. Este remedio casero ayuda a aliviar y relajar la garganta inflamada.
  • Mantenerse bien hidratados. La sequedad de las vías respiratorias aumenta la irritación y la incomodidad.
  • Aplicar pulverizaciones con extracto de equinácea, salvia y vitamina B3. La equinácea favorece las defensas naturales del organismo, la salvia tiene un efecto tonificante y suavizante de las vías respiratorias superiores y la vitamina B3 contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales. Estos tres ingredientes, están presentes en el pulverizador bucal de Juanola.

Consejos para la salud de las vías respiratorias

Cambia de hábitos para garantizar la buena salud de tus vías respiratorias y prevenir las molestias de garganta:

  • Mantener limpio el aire de casa. Es importante ventilar las habitaciones todos los días entre 10-15 minutos.
  • Llevar una dieta adecuada con alimentos ricos en vitamina A, C y E y minerales como el zinc y el magnesio.
  • Prevenir las infecciones comunes con unas buenas pautas de higiene bucal y de manos.
  • Dejar de fumar y evitar la exposición a humos o elementos químicos que puedan resultar irritantes (p. ej., los productos de limpieza del hogar).

Practicar ejercicio. La actividad física fortalece el corazón y los pulmones, creando unas pautas de respiración más saludables. 

COMPÁRTELO EN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *