¿Cómo prevenir el dolor de garganta?

En el momento en que empieza a refrescar, nos ponemos alerta: llega la temporada en que es mucho más fácil resfriarnos y sufrir una larga lista de síntomas, entre ellos el temido dolor de garganta.

Este dolor tan molesto puede ser consecuencia de una infección, provocada por una bacteria o por un virus. El resultado es que la garganta se inflama y sentimos que no somos capaces de ni siquiera tragar saliva sin sentir incomodidad.

 

Evitar los cambios de temperatura

Aunque no siempre podemos evitarlo, sí que podemos seguir unas determinadas medidas para proteger nuestra salud y no sufrir dolores de garganta. Uno de los principales enemigos de nuestra garganta son los cambios de temperatura.

¡Evita los cambios bruscos y deshazte del exceso de ropa en los sitios cálidos!

 

Vida sana

Llevar rutinas saludables hará que nuestro sistema inmunitario esté preparado para la llegada del frío. El ejercicio constante y una dieta rica en vitaminas para mantener nuestras defensas altas son factores imprescindibles para una buena salud. ¡También lo es dormir un buen número de horas!

Dentro de la vida sana, no te olvides de dejar el tabaco: fumar no solo es malo para tu salud general, sino que afecta directamente a tu garganta.

 

Intensifica la higiene

Nuestro día a día está lleno de situaciones en las que es muy fácil contagiarse de virus y bacterias. Para evitarlo, es muy importante lavarse las manos con frecuencia e incluso utilizar desinfectantes especiales de forma regular, especialmente cuando salimos de un lugar o transporte público.

 

Cuida tu garganta

Además de los consejos anteriores, debemos cuidar sobre todo nuestra garganta evitando ciertas prácticas. Es mejor huir de los ambientes cargados y no pasear por vías muy transitadas, donde el tráfico es abundante y la calidad del aire es mucho peor a causa de la contaminación.

Tratar de no forzar la voz nos ayudará a mantener la salud de nuestra garganta; y muy importante, nada de bebidas excesivamente frías o calientes: ¡irritan la garganta y terminan produciendo molestias!

 

COMPÁRTELO EN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *