Cómo tratar y prevenir los resfriados de verano

Aunque pueda parecer contradictorio, con la subida de las temperaturas propia del periodo estival, muchas personas contraen un catarro. Son los conocidos como «resfriados de verano» y, aunque no llegan a las cifras epidémicas de invierno, tienen una incidencia destacable. Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía, el 20% de resfriados se presentan durante el verano.

Si en invierno el frío es la causa principal de esta infección vírica de las vías respiratorias altas -nariz y garganta- en la época estival debemos buscar su origen en el cambio brusco de temperaturas y el uso inapropiado del aire acondicionado. Las oscilaciones entre el frío y el calor a las que se ve sometido el organismo favorecen la bajada de defensas del sistema inmune y hace que los virus del resfriado penetren con mayor facilidad. Para evitarlo, los expertos recomiendan que no haya una diferencia de más de 10ºC entre el exterior y el interior de cualquier local. Por ello, lo más adecuado es mantener la temperatura del aire acondicionado por encima de los 20ºC.

Más allá de la época del año, los resfriados de verano presentan los mismos síntomas y la misma facilidad de contagio que los contraídos en invierno. Así pues, las molestias en estos procesos catarrales son las habituales: estornudos, congestión, picor y secreción nasal, escozor de garganta, tos y carraspeo

Para mitigar la molesta tos, Juanola ofrece el Jarabe Juanola Tos, tanto en versión para adultos como en versión para niños. Gracias a la presencia de extractos de origen natural, el jarabe crea una película protectora que calma la tos (seca y productiva) y protege las vías respiratorias superiores. 

Aunque no existe la manera de prevenir completamente los resfriados, hay algunas medidas sencillas que pueden llevarse a cabo para reducir las posibilidades de contagio:

  • Lávate las manos con regularidad.
  • Evita el contacto con personas resfriadas.
  • Mantén una alimentación saludable y procura no tomar alimentos ni bebidas ni muy frías ni muy calientes.
  • Descansa bien.
  • Utiliza pañuelos de un solo uso.
  • No compartas utensilios de uso cotidiano con alguien que está resfriado.
  • Evita ambientes poco ventilados y, por supuesto, no fumes.

Juanola Tos Niños: a partir de 1 año. Para niños menores de 3 años se debe consultar al médico antes de administrar el producto. 

Estos productos cumplen con la normativa de productos sanitarios.

COMPÁRTELO EN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *