Cítricos y jengibre como remedios naturales para la alergia estacional

Diferencias entre la alergia y el resfriado | Juanola

Cómo diferenciar la alergia estacional del resfriado común

Durante determinados períodos del año aumenta la presencia de agentes alérgenos en el ambiente. En las personas sensibles a estos elementos se desencadena una reacción con síntomas respiratorios y oculares que pueden ser confundidos con el resfriado común: es la alergia estacional.

Características de las alergias estacionales

¿Por qué es fácil confundir las alergias estacionales con los resfriados comunes y los procesos catarrales? En ambos casos se presentan síntomas similares:

  • Congestión y goteo nasal que puede derivar en cefaleas
  • Inflamación e irritación en las vías respiratorias
  • Tos y picor de garganta
  • Estornudos
  • Ojos llorosos

La principal diferencia entre las alergias estacionales y los resfriados está en la causa desencadenante. El resfriado suele tener origen vírico, mientras que las alergias estacionales están causadas por la respuesta inmunitaria desencadenada por la exposición a un alérgeno.

Así, este tipo de alergias se presentan siempre en determinadas épocas del año, coincidiendo con cambios meteorológicos (aumento de humedad y temperatura) y ambientales (concentración de polen y gramíneas). Afectan por igual a niños y a adultos y, aunque no existe una cura definitiva, hay remedios para aliviar la sintomatología.

¿Cómo controlar los síntomas de la alergia estacional?

Los síntomas que se desencadenan a causa de la alergia estacional se suelen mantener durante toda la temporada, aunque con intensidad variable. Recurrir a unas buenas pautas de higiene y protección es importante para mitigar las molestias:

  • Mantener las ventanas cerradas en casa o cuando se viaja en coche.
  • Emplear purificadores de aire en casa con filtros de partículas de alta eficiencia (HEPA).
  • Evitar las salidas al campo o permanecer mucho tiempo en parques y jardines.
  • Lavarse bien las manos y la nariz para eliminar el polen.
  • Mantenerse bien hidratados y chupar pastillas que favorezcan la salivación y alivien el picor y la irritación.
  • Ducharse y cambiarse de ropa al regresar a casa.
  • Utilizar gafas de sol en el exterior.

Remedios naturales para la alergia estacional

La dieta no sustituye los tratamientos farmacológicos que son indispensables en los casos de alergias exacerbadas. No obstante, realizar cambios en esta e introducir determinados nutrientes puede ayudar a controlar los síntomas de las alergias estacionales:

  • Naranja: los alimentos que contienen vitamina C contribuyen al adecuado funcionamiento del sistema inmunitario. La vitamina C es uno de los ingredientes de las pastillas blandas Juanola Própolis.
  • Jengibre: ayuda a reducir las proteínas proinflamatorias de la sangre y con ello se alivian muchos de los síntomas comunes de las alergias primaverales (inflamación e irritación de fosas nasales, ojos y garganta).
  • Zanahoria: esta contiene vitamina A, la cual también nos puede ayudar en estas situaciones, ya que contribuye al adecuado funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Tomate: aparte de un alto contenido en vitamina C, los tomates tienen un compuesto antioxidante (licopeno) que reduce los mediadores inflamatorios en mujeres con sobrepeso.
COMPÁRTELO EN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *